Denuncia por acoso, qué es acoso y consecuencias

Denuncia por acoso, qué es acoso y consecuencias
Publicado el: 20 de Junio de 2024

Tabla de contenidos

Muchas personas sufren el hostigamiento reiterado de parte de un tercero, lo que les lleva a modificar fuertemente el desarrollo de sus vidas cotidianas. En este caso, resulta fundamental tomar medidas contra el agresor. La fórmula legalmente prevista es la denuncia por acoso. Aquí queremos hablarte de todo lo relacionado con este delito penal.
 

¿Qué es el delito de acoso?

El delito de acoso en el Código Penal aparece reflejado en el artículo 173 y constituye las acciones de hostigamiento repetidas por parte de un tercero. Pero ¿cuándo se considera acoso? En este sentido, para que se produzca, la acción cometida debe cumplir con estos tres requisitos:

  • Reiterado e insistente. Es decir, no basta con cometer la acción una única vez de forma aislada.
  • Debe alterar gravemente la cotidianeidad de la víctima. Si la víctima no se ha percatado de la acción o le ha causado una mera molestia, no estamos ante un delito de hostigamiento y acoso.
  • No autorizado con legitimidad. Se introdujo este requisito con el propósito de proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a los profesionales de la seguridad privada, a la hora de llevar a cabo sus funciones laborales.

 

Ejemplos de conductas que suponen acoso

Para definir mejor en el Código Penal el acoso como delito, se citan una serie de conductas que encajan a la perfección con su definición. Hablamos, por ejemplo, de:

  • Búsqueda de la cercanía física. Mediante la vigilancia y la persecución. Cuando hay una orden de alejamiento de por medio, además de este delito, se comete otro de quebrantamiento de condena.
  • Compra de productos o contratación de servicio utilizando los datos personales de la víctima.
  • Atentados contra el patrimonio de la víctima o sus familiares o contra su libertad.
  • Repetidos intentos de entablar contacto a través de cualquier medio de comunicación o usando para ello a terceras personas.

Pero ¿a partir de cuantas llamadas es acoso? El acoso por vía telefónica es bastante habitual. No es posible determinar un número, pero como dijimos antes no se pueden quedar en una mera molestia. Es necesario que esas llamadas alteren la vida cotidiana de la víctima para que sean consideradas como delitos de este tipo.
 

La diferencia entre el acoso y la coacción

Hay muchas personas que confunden ambos delitos, pero la realidad es que no son iguales. De hecho, hay una sentencia del Tribunal Supremo que pone el foco sobre esta cuestión.
En ella se afirma que el objetivo del autor del delito es el de coartar la libertad de la víctima en ambos casos. Sin embargo, en el caso del acoso, no llega a emplear la violencia para alcanzar sus objetivos. En el de la coacción, sí.

Por ejemplo, aunque una denuncia por acoso ex pareja sea perfectamente posible, mientras no emplee la violencia para alcanzar sus fines, va a considerarse como un tipo de delito menor. Es cierto que la inquietará y le provocará desasosiego, pero no llegará a obligarla a hacer algo que realmente no desea.
 

Consecuencias y penas

Con carácter general, la comisión del delito de acoso conlleva penas de prisión de entre 3 y 24 meses, así como multas de entre 6 y 24 meses. Debemos recordar, además, que si la víctima es vulnerable por su edad, situación o condición física o psíquica, así como si se da en el ámbito doméstico, tendremos que recurrir al supuesto agravado.

Por su parte, no es raro que el acoso concurra con otros delitos como, por ejemplo, el de amenazas, extorsión o quebrantamiento de condena.
 

¿Cómo denunciar un acoso?

El primer paso consiste siempre en reunir las pruebas de que la situación se está dando. Hablamos, por ejemplo, de mensajes de correo electrónico, registros de llamadas telefónicas, capturas de pantalla con comentarios en redes sociales, fotografías, etc. En caso de que la situación haya obligado a la víctima a darse de baja en el trabajo o a acudir a consultas médicas y/o psicológicas, es necesario solicitar los pertinentes informes para presentarlos después. Si se tienen testigos, mejor.

Con todas esas pruebas, acude a la sede de la Policía Nacional más cercana a tu domicilio. Una vez allí, presenta la denuncia, lo que dará inicio al procedimiento judicial. Aunque el juicio se demore, tal vez exista la posibilidad de obtener una orden de alejamiento que impida que el agresor siga hostigando a la víctima.
 

¿Es necesario denunciar?

Sí, lo es. La razón es que este delito no es perseguible de oficio, con la excepción de que se dé en el ámbito doméstico. Esto sucede cuando:

  • Existe una relación de afectividad entre el agresor y la víctima, haya o no convivencia.
  • El agresor es padre, hijo o hermano de la víctima.
  • La víctima es una persona con algún tipo de discapacidad.
  • Cualquier otra persona que esté integrada en el núcleo de la convivencia familiar, aunque no existan lazos de parentesco, también puede ser agresor y víctima de acoso.

Conclusiones acerca del delito de acoso

Estamos seguros de que, a estas alturas, está claro que el delito de acoso tiene el fin de coartar la voluntad y la libertad de la víctima. Sin embargo, el agresor nunca llega a utilizar la violencia para lograr sus objetivos, lo que permite diferenciar esta acción de otros delitos como la coacción.

Sin embargo, la acción delictiva genera un desasosiego y una inquietud relevantes en términos penales. Incluso perseguibles de oficio en algunas situaciones. Por ello, proceder a denunciar por acoso telefónico o ciberacoso se antoja fundamental.

Para hacerlo con las mayores garantías de éxito, hay que reunir todas las pruebas posibles y contar con el apoyo de un abogado. Él será el responsable de defender los intereses de la víctima cuando se celebre el juicio y de solicitar las medidas cautelares que estime oportunas (una orden de alejamiento, por ejemplo).

Un abogado en menos de 24 horas.
Lawyers - 24h Un abogado en menos de 24 horas. Defendemos sus intereses
"En cualquier punto de España"

Con nuestro sistema de cita Online tendrá un asesoramiento inmediato sin necesidad de visitas presenciales ni desplazamientos.

Uno de nuestros abogados especializados en su área de interés se pondrá en contacto con Vd. para formalizar una cita y realizar su consulta por videollamada.

Plataformas disponibles

¿Necesita un abogado en Madrid?, nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios