Responsabilidad de los socios en sociedad limitada

Responsabilidad de los socios en sociedad limitada
Publicado el: 24 de Noviembre de 2022

Tabla de contenidos

 

Existen muchas dudas en torno a la responsabilidad de los socios en una sociedad limitada. A pesar de que cualquiera puede fundar una de forma rápida y sencilla, es normal. Por ello, aquí queremos arrojar luz sobre el asunto para que todos nuestros lectores puedan entender cuál es.

¿Qué es una sociedad limitada?
 

Es lo primero que debemos definir. Una sociedad de responsabilidad limitada es un tipo de sociedad mercantil. Se encuentra regulada en los artículos 1.2 de la Ley de Sociedades de Capital y 6.1 de la Ley de Sociedades. Su propósito es el de unir a dos o más personas bajo un mismo paraguas a la hora de trabajar en común, repartirse las ganancias y hacer frente a las obligaciones del negocio que han emprendido.

La constitución de esta personalidad jurídica se considera muy útil a la hora de proteger el patrimonio personal de todos y cada uno de los socios. ¿El motivo? Limita la responsabilidad de los socios al capital que hayan aportado a la sociedad.

El capital aportado

Hasta hace pocos meses, el capital mínimo que debían aportar los socios era de 3000 €. Sin embargo, esto ha cambiado recientemente. El artículo 4.1 de la Ley de Sociedades de Capital establece como único requisito que no sea inferior a un euro. Eso sí, con las siguientes reglas:

 

  • Hasta que el capital mínimo alcance los 3000 €, los socios están obligados a destinar el 20 % de los beneficios a crear una reserva legal.
  • En el supuesto de que haya que liquidar la sociedad, ya sea por fuerza mayor o voluntad de los socios, estos deberán responder solidariamente a sus obligaciones en lo que respecta a la diferencia entre el capital suscrito y dichos 3000 €.

Por tanto, la responsabilidad de los socios en la sociedad limitada queda sujeta al capital aportado. Aunque para constituirla sea posible aportar menos de 3000 €, a la hora de la verdad es necesario que alcancen esa cifra.

Pero ¿es obligatorio que ese capital esté conformado por una dotación económica? La respuesta es que no. También es posible hacer las aportaciones que a cada uno le corresponda mediante cualquier bien valorable económicamente (maquinaria, inmuebles, etc.). Cuanto mayor sea la aportación de un socio, más control tendrá sobre la empresa, pero también asumirá más responsabilidad.

¿Cuántos socios hacen falta para conformar una sociedad limitada?

No hay un límite marcado. Es decir, todas las personas que lo deseen pueden aportar cierto capital y entrar a formar parte de la sociedad. Sin embargo, al contrario de lo que cabría esperar, hay trabajadores que, por sí solos, pueden conformar una sociedad limitada. La diferencia es que, en este caso, la legislación las denomina sociedad limitada unipersonal.

Conformar una sociedad limitada unipersonal tiene muchas ventajas respecto a trabajar exclusivamente como autónomo. La más importante es la protección del capital privado del fundador. Eso sí, se asume una tributación diferente, que en muchos casos puede no resultar tan favorable.

En cualquier caso, fundar una sociedad limitada para emprender un negocio ofrece otras muchas ventajas. Por ejemplo, está sujeta a un régimen jurídico muy flexible y se puede constituir de manera fácil y rápida. Además, brinda más seguridad de cara a obtener financiación en bancos y otras entidades de crédito.

Entonces, ¿quién responde de las deudas en una sociedad limitada?

La propia empresa a partir de las aportaciones de sus socios. Como dijimos anteriormente, esta responsabilidad se asume de forma solidaria, lo que quiere decir que aquellos que pagan una mayor cuantía son también los que tienen más cantidad de participaciones sociales.

Lo que está claro es que, al crear una sociedad limitada, el objetivo es que ninguno de ellos tenga que afrontar con su propio patrimonio el pago de esas deudas. En caso de que sea imposible afrontarlo, se procederá a la liquidación de la empresa y de los bienes que estén a su nombre.

En definitiva, ya sabemos quién paga las deudas de una sociedad limitada. Como hemos podido comprobar, se trata de una figura jurídica destinada a preservar el patrimonio privado de los socios, por lo que se trata de una opción muy interesante para todos aquellos que han decidido emprender. No es de extrañar que, en estos momentos, sea el tipo de sociedad más popular en España y en el resto de Europa.

¿Necesita un abogado en Madrid?, nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios