Los casos más comunes del abogado de familia

Hay muchas maneras en las que la gente define lo que es una familia. El diccionario de la RAE define a la familia como un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas o un conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje. Esto implica que cualquier problema que pueda surgir dentro de la familia será particularmente problemático para cualquier persona involucrada en la unidad. Por lo tanto, es entonces cuando la familia y las leyes de familia se unen para resolver las diferencias experimentadas de la manera más amigable posible. 

 

Breve Estadística de los Casos Familiares

 

El derecho de familia es un área amplia de la ley que se ocupa de las relaciones domésticas y de los asuntos de familia.

  • En los tres últimos años, el 48% de los eventos judiciales fueron batallas en los juzgados de familia. De ellos, el 56% procedieron a juicio, mientras que el 44% llegaron a un acuerdo previo. Los casos de custodia y derecho de visita representaron el 9% de todas las batallas judiciales. También proliferaron las demandas de protección de la infancia, lo que dio lugar a que las actividades de los tribunales fueran más altas de lo normal.
  • En el mismo período, hasta 5 millones de españoles se divorciaron o se separaron. De esta cifra, hasta un 38% de las parejas tenían hijos en el momento de la separación o el divorcio.

 

Por tanto, los tribunales de familia han sido testigos de un número creciente de casos. Los casos de divorcio son los más preocupantes, ya que entre enero y marzo de 2019 han llegado a 129.136 casos. Esta cifra representa un aumento del 6% con respecto al mismo período de 2018. En este artículo, vamos a ver algunos de los casos más comunes a los que que los abogados de derecho de familia enfrentan en el día a día.

 

1. Divorcio

 

Estos son los casos derecho de familia más comunes. Otras áreas cubiertas en la ley de familia incluyen separación legal, anulaciones, procedimientos de hábeas corpus, lucha por la custodia de los hijos, visitas de los abuelos, peticiones de revisión, audiencias y apelaciones de apoyo administrativo, adopciones, tutela legal y cambios de nombre. La causa común de divorcio suele ser la ruptura de la comunicación entre los cónyuges y los miembros de la familia. El divorcio puede llegar a ser una batalla brutal. Por lo tanto, es vital elegir un abogado de derecho de familia que entienda todo lo que está en juego y por lo que usted está pasando.

 

2. Custodia de los hijos

 

Los padres tienen derechos y deberes que cumplir con respecto a sus hijos menores de edad. Se supone que deben proteger a sus hijos, alimentarlos y ofrecerles una formación integral, además de ocuparse de los mismos. Esto significa que ambos padres tienen un interés en el crecimiento, desarrollo y educación de los niños, a pesar de la respuesta a su cuidado.

 

Incluso cuando los padres acuerdan separarse, se les exige que continúen ejerciendo su autoridad paterna sobre sus hijos pequeños. No obstante, hay casos excepcionales en los que los tribunales pueden conferir esta responsabilidad a uno de los padres. Sin embargo, hay casos en que uno de los padres viola los derechos y decisiones de su contraparte en relación con el niño sin una consulta adecuada. Tales violaciones pueden prevenirse con una sentencia ejecutada y, al final, es necesario modificar las medidas.

 

3. Guarda y custodia

 

Cuando la pareja se separa, la custodia de los hijos puede ser otorgada a uno de los padres, en la mayoría de los casos, a la madre. También se puede otorgar a los dos en lo que se llama custodia compartida. En tal caso, prevalecerán los intereses del niño, es decir, el tipo de custodia que garantice el bienestar del menor será el que persiga la justicia.

 

En la mayoría de los casos, los menores deben seguir viviendo con sus padres. Por lo tanto, un abogado con experiencia en derecho de familia defenderá la custodia compartida de los niños.

 

4. Pensión alimenticia

 

Este sigue siendo uno de los casos más comunes de derecho de familia que los abogados de derecho de familia manejan en su carrera diaria. Cuando unos padres con hijos se divorcian o se separan y el tribunal establece la custodia de uno de ellos, el otro cónyuge está obligado a mantener a sus hijos menores. La pensión alimentaria no sólo significa alimentos, sino también su salud y educación. Por lo tanto, en tal situación, el juez declara que se hace un pago mensual por cada uno de los menores.

 

La cantidad a aportar depende del hijo y de los ingresos que cada uno de los cónyuges. Sin embargo, los cálculos varían en una miríada de factores y existen tablas de orientación que indican la manutención de los hijos en estos procesos judiciales. En los casos de custodia compartida, por lo general, no hay pensión alimenticia involucrada. Por lo tanto, cada cónyuge contribuye a los gastos de sus hijos mientras viven juntos.

 

5. Unión de hecho

 

Aunque el matrimonio suele ser la fórmula de unión más habitual en España, lo cierto es que cada vez hay más parejas que se deciden a formalizar su relación convirtiéndose en parejas de hecho.

 

Los derechos de una pareja de hecho se asemejan cada vez más a los de un matrimonio, aunque todavía existen diferencias. En caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, si este no ha hecho testamento, los derechos sucesorios de su pareja dependerán del lugar de residencia, ya que es competencia de las comunidades autónomas. La pareja del fallecido tiene derecho a la pensión de viudedad, aunque para que sea efectiva será necesario acreditar, al menos, cinco años de convivencia. 

 

6. Acuerdos Prematrimoniales o Capitulaciones

 

Cuando dos personas quieren casarse, pero quieren asegurar lo que sucederá con sus bienes en caso de separación o divorcio, deben firmar un acuerdo prematrimonial. En España, cada vez más parejas tienden a especificar los términos que regirán su separación, tanto desde el punto de vista económico como con respecto a sus hijos. 

 

Los regímenes económicos más comunes en nuestro país son: gananciales, separación de bienes y de participación. Al realizarse de forma previa al matrimonio, la elaboración de las capitulaciones garantiza la objetividad y buena fe con la que se han alcanzado los pactos, a la vez que facilita el divorcio y la liquidación del patrimonio.

 

7. Liquidación de Herencias

 

Es bastante habitual que surjan conflictos a la hora de repartir los bienes de una herencia debido a la falta de acuerdo entre los herederos. La problemática más frecuente ocurre cuando los herederos aceptan la herencia, pero no realizan la partición o adjudicación de bienes y titularidades. En este caso, sería necesario entablar un procedimiento judicial. Ahora bien, este procedimiento puede acarrear inconvenientes, por lo que es imprescindible contar con el asesoramiento de un despacho profesional para evitar conflictos y malas transacciones.

 

8. Tutela

 

La tutela es otro casos derecho de familia y se define como la autoridad otorgada por la ley a un adulto para cuidar a un menor no emancipado o a un adulto discapacitado. El adulto debe ser nombrado por el juez para que asuma la responsabilidad. Esta responsabilidad, sin embargo, termina con la mayoría de edad del menor. También llega a su fin a través de una resolución judicial que pone fin a la discapacidad.

 

Conclusión

 

Los conflictos de derecho de familia son reales y ocurren todos los días. Si bien se puede hacer más para prevenir las batallas en los juzgados de familia, cuando ocurren, es importante encontrar un abogado especialista en Derecho de Familia que goce de buena reputación. Esto asegurará que usted obtenga un buen trato y que los resultados del caso sean favorables para ambas partes.

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios