¿Qué hay que hacer frente a un despido?

¿Qué hay que hacer frente a un despido?
Publicado el: 4 de Marzo de 2022

Tabla de contenidos

Si acabas de recibir la noticia de que has sido despedido, lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y solicitar la asistencia de un abogado laboralista que pueda asesorarte y representarte en este tipo de situaciones, sobre todo, si cuentas con más de 5 años de antigüedad en calidad de trabajador para la empresa.

Si te han despedido, lo más importante es:

  • Preguntar las razones de la causa de despido y comprobar que enlaza con el tipo de despido realizado.
  • Cerciorarse de que el cálculo de indemnización por despido que le corresponde está correctamente realizado.
  • Si no está de acuerdo con el tipo de despido, firmar la Carta de Despido como no conforme.
  • Acudir a un abogado experto en Derecho Laboral para que compruebe la documentación otorgada y que el despido está bien realizado, en caso contrario, podrán iniciarse los trámites para impugnar despido.

¿Qué significa impugnar un despido?

La impugnación de despido es un procedimiento muy común cuando un empleado no está de acuerdo con el tipo de despido realizado o no ha recibido la liquidación de finiquito que le corresponde.

Este procedimiento jurídico permite que un Juez evalúe la situación y pueda determinar correctamente si el tipo de despido que le corresponde es un despido procedente, despido improcedente o despido nulo.

Si quieres conocer la cantidad de liquidación aproximada que te corresponde de finiquito por despido, puedes consultar nuestra calculadora de indemnización por despido, donde encontrarás toda la información que necesitas saber.

¿Cuánto tiempo tengo para impugnar un despido?

Se puede impugnar un despido en el plazo de 20 días laborales habiendo sido comunicado de forma verbal o de forma escrita.

Hay que saber identificar muy bien el tipo de despido de forma verbal, pues puede ser un tanto confuso, por eso, se establece el período de tiempo de 20 días hábiles para impugnar el despido.

La empresa podrá hacerte un despido disciplinario, un despido colectivo o un despido por causas objetivas, aunque se puede acudir al SMAC para impugnar cualquier despido, si no se está conforme.

Los despidos han de ser comunicados por escrito donde se expongan las causas por las que se ha tomado dicha decisión.

¿Cómo impugnar un despido? Guía completa despidos 2022

Siempre recomendamos solicitar la asistencia de un abogado laboralista que pueda acompañarte en el procedimiento de impugnación de despido.

A continuación, te presentamos los pasos a seguir para impugnar un despido:

  • Presentar ante el SMAC (Servicio de Medición, Arbitraje y Conciliación) una papeleta de conciliación, donde se solicita la resolución de un conflicto entre empresa y empleado, en el que se ha realizado un despido incongruente con las circunstancias reales.
  • Una vez que la empresa reciba la papeleta de conciliación, puede que sea posible una negociación para llegar a un acuerdo y que el conflicto finalice. Es recomendable recibir asistencia de un abogado laboral en asuntos de despidos, pues la negociación podrá ser mucho más beneficiosa para el representado.
  • Si no se logra llegar a un acuerdo entre las dos partes, habrá que personarse en el acto de conciliación donde el trabajador y la empresa expondrán la situación para conocer ambas versiones.
  • En la celebración del juicio de conciliación, estará presente un letrado que actuará como mediador entre las dos partes y dar una solución.
  • Al finalizar el acto de conciliación, el letrado mediador determinará el resultado del tipo de despido en el acta de conciliación. La empresa y el trabajador deberán de firmar el acta donde aparecerá el tipo de despido correspondiente y la cantidad del finiquito a indemnizar.
  • Cada una de las dos partes ha de cumplir lo expuesto en el acta de conciliación, en caso contrario, se deberá de presentar una demanda acompañada de la documentación administrativa.

¿Cómo puede finalizar un acto de conciliación?

Un acto de conciliación es la celebración de un juicio en el que interviene la empresa, el trabajador y un letrado intermediario que supervisa la versión de las dos partes y establece un resultado equitativo.

Cabe destacar que según transcurran los acontecimientos, se darán diferentes resultados:

  • Acuerdo entre la empresa y el trabajador.
  • No hay acuerdo entre las dos partes, en cuyo caso, el trabajador tendrá que presentar una demanda al Juzgado de lo Social.
  • No asistencia de la empresa al acto de conciliación. El trabajador tendrá que interponer una demanda judicial contra la empresa.
  • No asistencia, sin causa justificada por parte del trabajador al acto de conciliación.
  • El trabajador se niega a continuar con el procedimiento tras la presentación de la papeleta de conciliación.

Elige el mejor Abogado Laboralista

G.Elías y Muñoz Abogados, pone a tu disposición el mejor abogado laboralista para que te asista en procedimientos de Derecho Laboral complejos donde es fundamental ser preciso y evitar equivocaciones.

¿Necesita un abogado en Madrid?, nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios