G.Elías y Muñoz Abogados
91 571 17 87 Calle Orense, 48
28020 Madrid

¿Qué hacer para renunciar a una herencia?

¿Qué hacer para renunciar a una herencia?
Publicado: 1 de Junio de 2022

Tabla de contenidos

Cuando una persona fallece, se abre una herencia, entendida como la transmisión de los herederos de todos los derechos y obligaciones del causante. Sin embargo, no es raro que los herederos no tengan ningún interés en la herencia como puede suceder, en algunos casos, cuando la herencia contiene mucha más deuda que beneficios, pero debe saber que luego no podrá echar marcha atrás. Por ello, es muy importante consultar con un abogado de familia para que le asesore y aconseje.

El Código Civil establece que los herederos pueden voluntariamente y por cualquier motivo negarse a aceptar la herencia. Sin embargo, la renuncia a una herencia no puede hacerse parcial, temporal o condicional.

Nuestros abogados especializados en herencias saben que los aspectos más importantes sobre la aceptación o renuncia de una herencia a veces no son conocidos y pueden llevar a confusiones de imposible solución, conviene estar bien informado sobre este punto. 

Para comprender lo que significa renunciar a la herencia, debe saber que hay dos formas de aceptarla.

Cómo renunciar a una herencia

La renuncia a los derechos de herencia debe hacerse por escrito ante un notario o por vía judicial y el precio oscila entre los 50 y 60 euros.

Hay dos tipos de renuncia:

  1. Renuncia pura: Un heredero renuncia a la herencia sin testamento, no lo hace en beneficio de nadie, sino que la pasa directamente al sustituto especificado en el testamento.
  2. Eximir a alguien: Un heredero puede ceder el patrimonio a otro heredero. En este caso, se deben pagar dos impuestos: el impuesto sobre sucesiones y el impuesto sobre donaciones.

Los documentos que necesitaremos para renunciar a una herencia por escrituración ante notario son:

  • DNI de la persona que se niega a heredar
  • Un testamento o escritura anunciando herederos que no tenían testamento.
  • Certificado de defunción
  • Certificado de testamento

¿Cuáles son las razones por las qué un heredero renuncia una herencia?

Una de las razones por las que mucha gente renuncia a la herencia es porque el difunto tiene más deudas que bienes. Si el valor de sus deudas es mayor que el valor de su propiedad, podemos considerar una renuncia para evitar que sus deudas pasen a nuestro nombre.

Otra de las razones por la que el heredero no quiere aceptar la herencia es porque deberá pagar el impuesto de sucesiones en el Ministerio de Hacienda de la Comunidad Autónoma en la que resida el causante para poder acceder a la herencia.

Este impuesto depende de cada Comunidad Autónoma y en algunas comunidades, por ejemplo en Andalucía, puede llegar a ser sumamente caro, sobre todo cuando la herencia no se transmite en línea recta.

Para los menores se requiere aprobación judicial: inicialmente en base a que la herencia les beneficiaría, por lo que se requiere aprobación judicial para la denegación. Será necesario explicar el motivo de la renuncia al juez, y él mismo deberá sancionarlo.

La última razón por la que un heredero no querría aceptar una herencia podría ser porque el heredero está endeudado y los acreedores podrían embargar estos bienes para cobrar la deuda. De esta forma, hay gente que renuncia a la herencia de sus padres para evitar futuras ejecuciones hipotecarias.

Hay que saber, que una vez que renuncias a tu herencia, pierdes este derecho para siempre.

Plazos hay para renunciar a una herencia

Nuestro Código Civil no establece una fecha de ejecución para una renuncia a los derechos de herencia. Sin embargo, dado que la falta de renuncia de una herencia paralizaría los bienes y obligaciones del difunto, el art. 1004 y 1005 del Código Civil garantizan el derecho de los herederos a la demanda. Siempre que la reclamación no sea por tiempo limitado, el plazo es de 30 años.

Sin embargo, hay herederos que no renuncian a la herencia pero tampoco la aceptan, por ello, la ley prevé la posibilidad de entablar una demanda judicial para dar tiempo a los herederos a decidir si aceptan o no la herencia. Esto permitirá que los herederos restantes distribuyan y cobren sus bienes y su dinero.

¿Se puede renunciar a una herencia después de ser aceptada?

Una vez aceptada, es irrevocable, por lo que la propiedad heredada que ha sido aceptada no puede transferirse posteriormente, pero puede ceder una parte o venderla a uno de los herederos.

Para solucionar los problemas que surgen a la hora de recibir una herencia, se utiliza el derecho del heredero a responder únicamente de las obligaciones del testador en la medida de los bienes que se heredan.

Por lo tanto, si la intención de rechazar es clara, es mejor hacerlo lo antes posible para evitar cualquier comportamiento descartable que pueda verse como una aceptación tácita de la herencia.

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios