Cómo elegir su abogado de derecho penal

como elegir un abogado penalista

Elegir un abogado penalista puede resultar mucho más complicado de lo que imagina. De hecho, teniendo en cuenta que va a enfrentarse a un proceso cuya sentencia puede conllevar una pena de prisión, es necesario seguir escrupulosamente una serie de consejos con el propósito de acabar escogiendo al más adecuado y al que le ofrezca mejores garantías. Al fin y al cabo, hay cientos de bufetes especializados en todas las ciudades españolas. Aquí queremos darle las recomendaciones adecuadas para acertar.

 

Claves para elegir un abogado penalista

 

Trato cercano y directo

No importa si recurre a un abogado de este tipo con el simple propósito de cancelar sus antecedentes penales o si necesita sus servicios para algo más grave como, por ejemplo, enfrentarse a un proceso penal de cualquier índole. Una buena pista acerca de la profesionalidad del sujeto la encontrará nada más descolgar el teléfono para pedir una cita o para realizar una consulta.

En este sentido, un buen abogado penalista es el que se interesa por su situación, escucha su caso con atención desde el primer momento, lo estudia y le atiende de manera personal. Además, es también aquel que no pone reparo en ningún momento a reunirse con usted en caso de que se lo pida.

 

La experiencia es un grado

Evidentemente, hay muchos especialistas en Derecho Penal que, nada más salir de la universidad, son magníficos profesionales y poseen unos conocimientos legislativos impresionantes. Sin embargo, necesitan tiempo para acostumbrarse al modo en el que funcionan los procesos penales. Por ello, la experiencia del abogado es la mejor garantía de recibir un buen servicio.

Piense, a este respecto, que si tuviese que elegir un médico para someterse a una operación a vida o muerte no confiaría en el primero que se encontrase. Pues, a la hora de escoger un abogado penalista, pasa lo mismo. Tenga en cuenta que no recibir la defensa adecuada puede suponer un menoscabo de sus intereses y acabar teniendo que cumplir una pena bastante alta.

Especializado en la materia

El Derecho Penal, al igual que sucede con el resto de ramas de esta disciplina, es muy amplio. Por ello, los mejores profesionales, una vez acabados sus estudios universitarios, siguen formándose en áreas específicas con el objetivo de convertirse en los mejores profesionales ante un caso determinado. Por ello, ha de buscar siempre a aquel abogado que más avales le muestre respecto al tipo de proceso judicial al que se va a enfrentar.

 

El porcentaje de éxito

Esta es una cuestión tan importante como la experiencia a la hora de contratar a un abogado penalista o a otro. Y es que, ¿de qué vale una dilatada experiencia si el profesional en cuestión no ha sido capaz de sacar adelante un porcentaje convincente de casos? Probablemente, confiar en él sería lanzar una moneda al aire y tentar al destino.

Por ello, antes de ponerse en las manos de un abogado penalista, es de vital importancia que le pida referencias acerca de este hecho. Es más, resulta adecuado que haga sus propias indagaciones. Si es un profesional de prestigio, no le costará encontrar casos en los que haya representado a personas en su misma situación y podrá saber si tuvo éxito o no.

 

Los costes

Evidentemente, usted se habrá marcado un presupuesto. Puede que, ante una buena oportunidad, pueda hacer una excepción y gastar un poco más, aunque lo normal es que no sea así. En este sentido, los mejores abogados penalistas tienen tarifas acordes a la gravedad del asunto que van a abordar y al tipo de delito sobre el que van a defender a un sujeto.

Por ejemplo, las tarifas para la defensa de un acusado por asesinato no son las mismas que para alguien que haya cometido un delito económico de índole penal. Esto es algo que debe tener en consideración.

 

Cercanía a su domicilio

Puede que encuentre un buen abogado penalista en Madrid que cuente con una dilatada trayectoria profesional, con un porcentaje de éxito excelente y que, además, tenga una tarifa acorde a su presupuesto. Sin embargo, si cada vez que tenga que hacerle una consulta o asistir a una reunión con él debe recorrer decenas de kilómetros, probablemente no le salga rentable. Al fin y al cabo, lo que no se gaste en sus honorarios lo tendrá que invertir en gasolina o en transporte público.

Por ello, delimite su búsqueda también por cuestiones geográficas. Además, esto le servirá para reducir su abanico de opciones y tener más clara cuál es la decisión acertada.

 

Primera cita sin compromiso

La primera cita es, simple y llanamente, una toma de contacto en la que usted conocerá al abogado y le contará su caso. Él, en base a su experiencia, le asesorará acerca de las posibles opciones que tiene a su disposición, aunque no podrá ir más allá hasta que no contrate sus servicios y pase a estudiar pormenorizadamente su caso.

Debido a que se encuentra en plena búsqueda y que aún no tiene claro cuál debe ser el abogado penalista que le represente y defienda sus derechos, es importante que se fije solo en aquellos profesionales que le brinden la posibilidad de disfrutar de una primera toma de contacto sin costes ni compromisos. Así podrá detenerse a pensar qué sensaciones le transmite y si le parece un sujeto merecedor de su confianza o no.

 

Nunca elija a un abogado penalista sin comparar

Si no concierta cita con varios abogados, es imposible que pueda hacerse una idea integral acerca de lo que busca. Tampoco tendrá herramientas con las que comparar a la hora de decidir si se trata del profesional adecuado para usted o no. Es posible que dé con la tecla a la primera, pero lo más probable, teniendo en cuenta la cantidad y variedad de opciones que tiene a su disposición, será que no.

 

La importancia de la accesibilidad

En muchas ocasiones, necesitamos contar con los servicios de un abogado penalista en cualquier momento del día o de la noche. Solo tiene que pensar en la posibilidad de que usted o algún familiar o amigo sea detenido por conducir ebrio y superar el límite legal que supone la frontera entre la falta y el delito. Si sucede de madrugada, probablemente no desee que su conocido pase la noche en el calabozo y que pueda enfrentarse a un juicio rápido sin estar representado.

Por este motivo, si necesita los servicios de un abogado penalista por este motivo o uno similar, es importante que confíe en un bufete que le ofrezca coberturas durante las 24 horas del día. Y, si no es así, entonces asegúrese igualmente de que podrá ponerse en contacto con él, ya sea a través del teléfono, del correo electrónico o en persona, en cualquier momento que lo necesite.

 

En definitiva, elegir un abogado penalista de confianza y que nos brinde la garantía de representarnos adecuadamente es un proceso que requiere de tiempo y de tener bastantes aspectos en cuenta. Sin embargo, estamos seguros de que, si tiene en consideración todo lo que acabamos de comentar aquí, le resultará mucho más sencillo de lo que piensa.

 

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios