Los puntos generales del Derecho Civil

El derecho civil en España se define como aquella rama enfocada a regular el estado civil de las propiedades, los derechos reales, las sucesiones, las obligaciones y los contratos y, en general, de las personas. Además, es de naturaleza privada y define las relaciones entre cónyuges, ascendientes y descendientes. Este es el motivo por el que, cuando surge una disputa legal relacionada con él, es necesario recurrir a los servicios de un abogado de derecho de familia.

Evidentemente, el derecho civil es mucho más complejo de lo que hemos comentado anteriormente y de lo que podríamos escribir en todo este artículo. Sin embargo, utilizando los preceptos aparecidos en el Real Decreto de 24 de julio de 1889, del Código Civil, vamos a explicar sus conceptos fundamentales.

Las cuatro ramas del Derecho Civil

El derecho civil es, en sí mismo, una rama del derecho en general. Pero, a su vez, se divide en cuatro grandes partes:

  • La parte general o de derecho subjetivo: en esta sección encontramos todo lo relacionado con la nacionalidad de los residentes en España, con su domicilio, con la extinción de la personalidad civil y con la adquisición de propiedades.
  • Contratos y obligaciones: aquí se determinan las normas del régimen jurídico general y especial que afecta a la redacción de los contratos y a la adquisición de obligaciones. Además, también se hace referencia a las responsabilidades contractuales y extracontractuales.
  • Derecho de familia y sucesiones: en este apartado se regulan las relaciones entre cónyuges, progenitores e hijos y ascendientes, así como las herencias y el modo de contraer matrimonio y de establecer otro tipo de uniones civiles.
  • El derecho real: en este punto se habla de la propiedad y de la posesión de bienes. De hecho, aquí debemos prestar especial atención al denominado como derecho hipotecario. También se establecen los preceptos fundamentales de las garantías y de las adquisiciones preferentes.

¿Por qué el derecho civil tiene naturaleza privada?

Antes hicimos alusión a este concepto. En concreto, el derecho civil tiene naturaleza privada por regular las relaciones que tienen lugar entre civiles y particulares sin que exista una intervención como tal del Estado actuando como persona de derecho público. Esto abarca lo siguiente:

  • Derecho de las personas: el derecho civil es el encargado de regular tanto el comienzo como el final de la vida de las personas naturales. Pero, además, hace lo mismo respecto a los atributos de la personalidad, que son los aspectos que marcan su relación jurídica con las demás personas. Estamos hablando, por ejemplo, de la nacionalidad, del domicilio o del estado civil.
  • Derecho sobre las propiedades y los bienes: esto suele denominarse, habitualmente, como derecho real. Su objetivo es el de definir las relaciones jurídicas establecidas entre las personas y sus cosas, definiendo a la perfección los diferentes modos de posesión y adquisición.
  • Derecho de familia: no solo hablamos del matrimonio y de otras formas de unión civil, sino también de las consecuencias y responsabilidades jurídicas derivadas de las relaciones familiares. Todo ello, además, debe ser compatible con las diferentes doctrinas establecidas por otras ramas del derecho en torno a esta cuestión.
  • Derecho de sucesión o herencia: sin duda, uno de los aspectos más importantes tratados por el derecho civil. Se encarga de regular el reparto de los bienes de un sujeto cuando fallece y de los derechos que poseen los terceros sobre ellos. Este es, sin duda, uno de los motivos más habituales de consulta a cualquier abogado de derecho de familia.
  • Derecho de responsabilidad civil: cuando una persona física o jurídica causa daño a otra, debe indemnizarle por los perjuicios causados. Aquí se regula el cómo.
  • Derecho de contratos y obligaciones: aquí se establece las consecuencias y efectos vinculantes del acuerdo de actos, hechos y negocios jurídicos mediante la firma de documentos.
  • Derecho común: el derecho civil establece una serie de directrices para la interpretación y la aplicación de normas jurídicas pertenecientes a otras ramas de derecho.
  • Derecho internacional privado: aplicable cuando se produce un conflicto legal en materia civil entre distintos países.

Otros aspectos básicos del derecho civil
 

Ya hemos comentado antes que el derecho civil es, a la vez, derecho privado, derecho común y derecho general. A continuación, queremos ahondar un poco más en la materia para definir estos conceptos con mayor precisión.

¿Por qué el derecho civil se denomina como derecho privado?

Para discernir esta cuestión debemos remontarnos a la época del Imperio Romano. Y es que fue en ese momento cuando se establecen el conjunto de normas que establecen el derecho privado, que es el responsable de regir las relaciones acontecidas entre personas físicas y jurídicas. Este se oponía frontalmente al derecho público, el cual tiene la función de definir las relaciones de las personas entre los poderes del estado y de estos entre ellos mismos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, y teniendo en cuenta la evolución política y jurídica de las sociedades, el derecho público ha caído prácticamente en desuso, siendo el derecho civil el responsable de regular casi todos los ámbitos de la vida pública y privada. De hecho, los juristas especializados definen al derecho civil como el responsable de juzgar los actos pertenecientes, por un lado, a la vida privada social y, por otro, a la vida privadamente privada.

¿Por qué el derecho civil se denomina como derecho común?

Esta es una cuestión más sencilla de resolver. Y es que, cuando no existe una regulación especial o legislación específica sobre una materia que pueda definirse dentro del derecho privado, lo establecido en el derecho civil es lo que se deberá aplicar. Esto hizo que, con el transcurso de los años, en la mayoría de los países europeos, incluido España, se establecieron ramas independientes en materia mercantil y laboral, por ejemplo. En ambos casos, existe una regulación específica que se sustenta sobre la base del derecho civil.

Este es el principal motivo por el que el derecho civil también es llamado como derecho común. Además, esta característica consigue que varios mecanismos civiles puedan cohabitar en un mismo territorio. Solo debemos pensar en el caso de España. Dentro de nuestro país hay una normativa común al respecto, pero dentro de ella se establecen normas exclusivas a nivel local, provincial, autonómico y foral.

¿Por qué el derecho civil se denomina como derecho general?

Esto suele hacerse cuando se mira al derecho civil desde una perspectiva subjetiva, es decir, de aplicación a las personas. En concreto, la denominación de derecho general ese establece por albergar normas jurídicas de carácter privado que son aplicables a todos los individuos nacidos o residentes en un país. Estamos hablando, por ejemplo, de la religión, del trabajo o de la nacionalidad.

En definitiva, el derecho civil puede considerarse como la rama más amplia y de mayor aplicación dentro del derecho en general debido, fundamentalmente, a su carácter privado y a su predisposición a regular las relaciones entre personas. De hecho, dentro de España, está perfectamente regulado desde hace más de un siglo. También hay que decir que se trata de una de las vertientes más complejas del derecho. Sin lugar a dudas, motivos más que suficientes para que, llegado el momento, sea imprescindible contratar a un abogado de derecho de familia.

 

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios