G.Elías y Muñoz Abogados
91 571 17 87 Calle Orense, 48
28020 Madrid

¿Por qué después de las vacaciones hay más divorcios?

¿Por qué después de las vacaciones hay más divorcios?
Publicado: 29 de Agosto de 2022

Tabla de contenidos

Cada año se acaba el número de parejas que deciden poner fin a su matrimonio después de las vacaciones. En España, por ejemplo, las estadísticas muestran que los divorcios se producen en el tercer trimestre del año, es decir, en los meses de julio, agosto y especialmente en septiembre, que es cuando la gente vuelve de sus vacaciones, pero no son los únicos meses; después de las vacaciones de Navidad y de Semana Santa también suelen terminar muchas parejas. Por ello, si usted está en dicha situación y necesita un abogado de familia que le aconseje nosotros somos especialistas en ello y le podemos ayudar.

Sorprendentemente, un punto de inflexión en la decisión de muchas parejas de separarse se produce durante un momento de relajación que se supone que fomenta el vínculo y la comunicación. Hoy en día, casi el 75 % de las rupturas son consentidas y el matrimonio promedio dura entre 15 y 16 años. El rango de edad para la mayoría de los divorcios es entre 40 y 50 años, independientemente del género.

¿Qué es lo que le lleva a las parejas a divorciarse en este período?

Ponerse de acuerdo en destinos de vacaciones, viajar con los suegros o pasar más tiempo juntos de lo habitual son algunos de los motivos por los que las parejas deciden poner punto y final a su matrimonio.

En verano, la mayoría de las familias pasan más tiempo juntas y es por eso, por lo que las personas que no están contentas con su relación y no saben si dar el paso definitivo o no, ven las vacaciones como el instante ideal para esclarecer sus mentes y separarse, si así lo creen. La interferencia de los suegros en la vida matrimonial es una de las cosas más peligrosas en una relación. Y es que la causa de muchos de los divorcios, entre otras, son los roces con los suegros o los cuñados.

Por otro lado, el verano hace aumentar la incitación de una posible infidelidad, lo que también contribuye a que aumenten las tasas de separación en esta época del año. La sociedad pasa por cambios muy abruptos en la forma de ver la vida y los valores de cada individuo y como resultado, los patrones de pareja también están cambiando.

En esto también puede influir el hecho de que España es uno de los países del mundo donde el divorcio es más fácil, rápido y económico porque en la gran mayoría de los casos, el coste de un divorcio oscila entre los 500 euros y los 2.000 euros.

Otro de los factores que influye en cuanto a los divorcios en septiembre es el famoso “síndrome postvacacional”, el cual tiene características que nos pueden ayudar a tomar decisiones inadecuadas. El duelo y la depresión pueden dañar la relación de una pareja, ya que el síndrome viene acompañado de dolor y estrés a medida que se regrese al trabajo y a la vida cotidiana. La persona está deprimida por unos días, necesita reajustarse a una nueva rutina, necesita cambiar su vida y por lo tanto decide dar el paso de separarse.

En dicho momento, no es muy apropiado tomar grandes decisiones, ya que los síntomas depresivos pueden ayudarnos a ver todo más oscuro de lo que realmente es. Es recomendable esperar al menos un mes después de volver para empezar a pensar en cambios importantes, ya que necesitamos estar lúcidos y afrontar las decisiones con confianza, sin dudas.

Cuando la separación es inevitable

Si tú y tu pareja habéis decidido empezar dicho trámite, debéis considerar diferentes aspectos. La primera es la diferencia entre separación y divorcio. Mientras que el primero de ellos suspende la vida en común de los cónyuges, el divorcio acaba por disolver el vínculo del matrimonio, aunque sigan siendo marido y mujer. En cualquiera de los casos, si hay acuerdo o controversia entre las partes, el procedimiento puede ser amistoso, lo que requerirá una sentencia de un juez.

¿Cuánto tarda el proceso?

Presentar una demanda no es un proceso rápido ni sencillo. Primero, hay que intentar negociar y llegar a un acuerdo. Si esto no es posible, se iniciará la recogida de diversos documentos como son nóminas, justificantes de gastos, etc. Esto podría llevar semanas, por lo que si la reconciliación no es posible, la intención de la separación de septiembre se reflejará en los próximos meses.

En este proceso, no estás solo y tu familia y amigos pueden ser tu principal apoyo en momentos difíciles. Tómate un tiempo para hacer algo que disfrutes y combínalo con algún tipo de ejercicio. Aprenda a manejar sus niveles de estrés y busque ayuda cuando la necesite.

Pasar por el proceso de divorcio nunca es fácil. Pero eso tampoco es algo malo, y eventualmente lo verás como una oportunidad. Tienes que recordar que no es tu culpa y que el dolor no desaparecerá de la noche a la mañana.

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios