Contratos temporales, todo lo que debes saber de los contratos de verano y más.

Contratos temporales

¿Sabía que mayo es el mes que registra un mayor número de consultas en materia de trabajo? Esto se debe, fundamentalmente, a que es el mes previo a junio, es decir, a aquel en el que da comienzo la temporada de verano. En esta estación, como bien sabrá, el sector servicios reclama infinidad de profesionales, sobre todo, en las zonas turísticas. Nosotros como abogados especialistas en derecho laboral, queremos contarle todo lo que debe saber en torno a los contratos temporales que se firman en ella.

¿Qué tipos de contratos temporales suelen firmarse en verano?

Si rebuscásemos entre todas las modalidades disponibles a la hora de firmar un contrato de verano probablemente necesitaríamos varios artículos como este. Y es que tendríamos que hablarle de los contratos para el primer empleo joven, para los de trabajadores en situación de exclusión social, para las víctimas de violencia de género o para aquellos que están en prácticas. Sin embargo, preferimos, al ser los más habituales, centrarnos en estos tres:

Contrato de obra o servicio

Se trata de un contrato enfocado, como su propio nombre indica, a la realización de una obra o servicio en concreto. Este debe ser desarrollado obligatoriamente de forma autónoma por la empresa que contrata el trabajador. Por su propia formulación, carece de período de vigencia a pesar de ser un tipo temporal. Sin embargo, la ley específica que no puede superar los 3 años o, en su defecto, los 4 años en caso de que el convenio colectivo del sector así lo especifique.

Contrato de interinidad

Se utiliza, en verano, para contratar trabajadores que suplan las vacaciones de aquellos que estén empleados durante el resto del año. También puede usarse para cubrir bajas o excedencias de aquellos para los que se deba reservar el puesto.

Contrato eventual por circunstancias de la producción

Antes decíamos que en verano el sector servicios dispara su demanda de trabajadores. Por este motivo, este es el contrato que más se registra durante esa estación. Salvo que el convenio colectivo del sector disponga un plazo superior, solo puede utilizarse durante 6 meses para cada período anual. Como máximo, puede llegar a los 12 meses dentro de un marco de un año y medio. Está ligado con el incremento de la carga de trabajo en un momento puntual.

¿Cómo detectar un fraude de ley en estos contratos?

Desgraciadamente, muchas empresas utilizan estas tipologías de contratos, diseñadas en su momento para incrementar el empleo en una situación de crisis, para obtener determinados beneficios fiscales y aprovecharse del trabajador. Por ello, para saber si está en situación de fraude de ley o no, solo tiene que hacer una reflexión sobre su situación laboral en base a las siguientes preguntas:

1. ¿Realiza una labor diferente a la que aparece indicada en su contrato de trabajo?

2. ¿Indica su contrato la obra o servicio que va a realizar exactamente?

3. ¿Sus labores se ajustan a las necesidades habituales de su empresa?

4. ¿Indica su contrato de interinidad la persona a la que sustituye y la causa por la cual se requieren sus servicios? ¿Y qué sucederá cuando ese trabajador vuelva a sus funciones?

¿Cómo formular una reclamación por una situación de fraude de ley?

Si la respuesta al punto 1 y/o 3 es sí, está en situación de fraude de ley. Y, si al 2 y/o al 4 ha contestado que no, también. En cualquiera de esos casos, usted tiene el derecho de pasar a obtener la consideración de indefinido.

Para ello, es indispensable, cuando sea imposible llegar a un acuerdo con la empresa con la que se mantiene la relación laboral, efectuar una reclamación por vía judicial ordinaria. En este sentido, el juez, mediante sentencia en firme, será el que reconozca la nueva situación. De igual modo, en caso de que se produjese el despido, el trabajador tiene el derecho de reclamar una indemnización idéntica a la que percibiría uno con contrato indefinido al considerarse improcedente.

¿Qué derechos le asisten como trabajador temporal?

Debe partir de la base de que estos contratos tienen una fecha de inicio y una de terminación y que pueden ser de jornada completa o parcial. En cualquier caso, usted posee una serie de derechos inalienables cuando se encuentra en esta situación laboral.

En primer lugar, su contrato debe estar recogido en el modelo oficial del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). De igual modo, la representación sindical de su empresa, en caso de haberla, debe estar informada de su contratación. También debe saber que no pueden obligarle a que haya un período de prueba. Este siempre ha de ser pactado.

Por su parte, los trabajadores temporales tienen derecho a saber de las vacantes para puestos fijos que haya en su empresa y poder postularse a ellas abiertamente. Una vez que el contrato llegue a su fin, la ley le ampara para obtener una indemnización de 12 días por año trabajado. Por último, en cuando a las bajas y las vacaciones, sus derechos son idénticos a los que poseen los empleados indefinidos.

¿Es posible cobrar el paro tras la finalización de un contrato temporal de verano?

Esta es una pregunta muy habitual que tiene una respuesta muy sencilla. Evidentemente, la finalización de un contrato laboral no puede entenderse como un despido, pero tampoco como una baja voluntaria. Esto se debe, fundamentalmente, a que su terminación se ha debido a una causa ajena a la voluntad del trabajador. Por lo tanto, sí que existe derecho a cobrar desempleo.

Eso sí, la ley prevé una serie de requisitos para poder acceder a la prestación por desempleo. En concreto, los equipara a los exigidos para poder cobrarla después de un despido. Esto quiere decir que el trabajador tendrá que acreditar que ha cotizado, al menos, 360 días durante los 6 años previos a que se produjese la finalización del contrato.

Como habrá podido comprobar, los contratos de verano deben regirse por las mismas normas que los temporales realizados en cualquier otra época del año. Esto hace que disponga de una serie de derechos que debe conocer. Esperamos haberle sido de ayuda en ese sentido y que, a partir de ahora, tenga un mayor conocimiento sobre su situación laboral en la empresa que requiera sus servicios. No dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda al respecto de este tema.

Añadir nuevo comentario

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios