Responsabilidad de los Administradores

El régimen legal de responsabilidad del
Administrador

Con la regulación actual, los Administradores de Sociedades serán responsables de las deudas Sociales en diferentes casos. Desde el punto de vista mercantil, existe una normativa básica que es la actual Ley de Sociedades de Capital.

Según la misma Responderán solidariamente de las obligaciones sociales posteriores al acaecimiento de la causa legal de disolución los administradores que incumplan la obligación de convocar en el plazo de dos meses la junta general para que adopte, en su caso, el acuerdo de disolución, así como los administradores que no soliciten la disolución judicial o, si procediere, el concurso de la sociedad, en el plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la junta, cuando ésta no se haya constituido, o desde el día de la junta, cuando el acuerdo hubiera sido contrario a la disolución.

En estos casos las obligaciones sociales reclamadas se presumirán de fecha posterior al acaecimiento de la causa legal de disolución de la sociedad, salvo que los administradores acrediten que son de fecha anterior.

Las causas legales de disolución son la siguientes:
Disolución por constatación de la existencia de causa legal o estatutaria
Las sociedades de capital se disolverán por la existencia de causa legal o estatutaria debidamente constatada por la junta general o por resolución judicial.

Responsabilidad de los Administradores

Causas de disolución

  1. La sociedad de capital deberá disolverse:
    • Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
    • Por la imposibilidad manifiesta de conseguir el fin social.
    • Por la paralización de los órganos sociales de modo que resulte imposible su funcionamiento.
    • Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
    • Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
    • Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de dos años.
    • Por cualquier otra causa establecida en los estatutos.
  2. La sociedad de responsabilidad limitada se disolverá, además, por la falta de ejercicio de la actividad o actividades que constituyan el objeto social durante tres años consecutivos.
  3. La sociedad comanditaria por acciones deberá disolverse también por fallecimiento, cese, incapacidad o apertura de la fase de liquidación en el concurso de acreedores de todos los socios colectivos, salvo que en el plazo de seis meses y mediante modificación de los estatutos se incorpore algún socio colectivo o se acuerde la transformación de la sociedad en otro tipo social.

Acuerdo de disolución

En los casos previstos en el artículo anterior, la disolución de la sociedad requerirá acuerdo de la junta general adoptado con la mayoría ordinaria establecida para las sociedades de responsabilidad limitada en el art. 198, y con el quórum de constitución y las mayorías establecidas para las sociedades anónimas en los arts. 193 y 201.

Deber de convocatoria

  1. Los administradores deberán convocar la junta general en el plazo de dos meses para que adopte el acuerdo de disolución o, si la sociedad fuera insolvente, ésta inste el concurso.
    Cualquier socio podrá solicitar de los administradores la convocatoria si, a su juicio, concurriera alguna causa de disolución o la sociedad fuera insolvente.
  2. La junta general podrá adoptar el acuerdo de disolución o, si constare en el orden del día, aquél o aquéllos que sean necesarios para la remoción de la causa.

Disolución judicial

  1. Si la junta no fuera convocada, no se celebrara, o no adoptara alguno de los acuerdos previstos en el artículo anterior, cualquier interesado podrá instar la disolución de la sociedad ante el juez de lo mercantil del domicilio social. La solicitud de disolución judicial deberá dirigirse contra la sociedad.
  2. Los administradores están obligados a solicitar la disolución judicial de la sociedad cuando el acuerdo social fuese contrario a la disolución o no pudiera ser logrado.

La solicitud habrá de formularse en el plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la junta, cuando ésta no se haya constituido, o desde el día de la junta, cuando el acuerdo hubiera sido contrario a la disolución o no se hubiera adoptado.

Nuestros abogados especialistas en Derecho Mercantil

Abogados Especializados
  • Vicente Garcia Elias

    Vicente Garcia Elias

    Socio fundador y Director General de G.Elias y Muñoz Abogados

  • Doña Rus María Muñoz Gómez

    Doña Rus María Muñoz Gómez

    Socio fundador y Directora General de G.Elias y Muñoz Abogados

  • Nuria Vargas Gonzalez

    Nuria Vargas Gonzalez

    Licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona

Utilidades

Últimos Tweets

Blog

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.

* Campos obligatorios